Aventuras de Vap


Con Rumbo Este, De La P1
October 29, 2010, 10:22 PM
Filed under: Aventuras en Budapest | Tags: ,

 

Muchas veces en la vida las cosas no salen como uno lo desea, pero a pesar de ello no queda más que aceptar las situaciones y mirar siempre con optimismo al futuro. Lamentablemente llevaba viviendo más de medio año en Barcelona y no pasaba de conseguir trabajos temporales que no eran suficientes para ver mi cuenta bancaria crecer, todo lo contrario la veía cada vez disminuir sin poder hacer nada al respecto. Ante tal dilema, considerando la grave situación laboral en que aun se encuentra España y la tentadora proposición de un amigo, me termine de animar por hacer algo que me iba a dejar mucho positivo, pero que al final me devolvería casi de seguro de vuelta a mi Lima natal. Sin remordimientos y sabiendo que era la mejor opción en el momento me decidí por gastarme lo que me quedaba de dinero en viajar por Europa y así pues empecé un recorrido memorable, que personalmente me dejo mucho y también algunas experiencias dignas de ser compartidas en mi blog. Así pues, la primera aventura interesante de ser contada se dio en un lugar que desde siempre vislumbre en conocer y que nunca imagine que estuviera tan próximo antes de mi reciente decisión de viajar, ese lugar no podía ser otro que la perla del Danubio: Budapest.

 

Habiendo seguido un recorrido previamente planeado con mi buen amigo, fue el momento de pasar por la capital húngara. Recuerdo que apenas salimos de la estación de trenes ya empezábamos a comprobar lo que se dice de las bellas mujeres húngaras. Aunque también nos dimos cuenta apenas llegar la limitación que tiene la gente allá con el inglés, por lo que nos resultaba un poco más complicado hallar la forma de llegar a nuestro hostel de no haber sido por un providencial café donde pudimos usar el wifi y el google maps para ubicarnos bien. Finalmente ya ubicados en el lugar que íbamos a quedarnos salimos a dar unas vueltas por la ciudad y luego dedicar el fin de semana para estar de fiesta en fiesta disfrutando de las ventajas de ser latino en un país donde casi no hay latinoamericanos, algo que definitivamente no pasa desapercibido al ojo femenino.

 

 

El domingo quisimos aprovechar nuestra última noche en la ciudad y darle cierre a nuestra visita con una incursión obligatoria en algún night club donde podamos seguir deleitándonos con la belleza de las húngaras. Por el día había hecho una investigación en foros de adultos internacionales, sobre cuál era la mejor opción dentro de la inmensa cantidad de locales ofreciendo espectáculos para hombres, teniendo claro el lugar al cual nos dirigiríamos. Para nuestra buena suerte no nos teníamos que desplazar muy lejos de nuestro hostel, era tan cercano nuestro destino que podíamos ir caminando y desechar la opción de ser recogidos por un auto ofrecido por el mismo night club. Para quien pueda parecer extraño el hecho que lo vayan a buscar a uno a su alojamiento para llevarlo totalmente gratis al establecimiento, la explicación radica en las políticas con que se manejan los taxistas y los administradores de estos locales en materia de los porcentajes monetarios por llevar clientes. De un tiempo a esta parte, esas tasas han llegado a un punto tan alto que es más económico para el night club enviar sus propios autos a buscar a los clientes a donde este lo solicite.

 

Así pues un poco antes de la media noche salimos caminamos con dirección al P1 Gentlemen’s Club ubicado a pocos metros de la estación de metro Arany János utca. El lugar escogido es considerado, por lo leído en los foros, uno de los 2 mejores tomando en cuenta la infraestructura y obviamente las chicas. Al llegar en la puerta mostramos unos vouchers que sacamos de la pagina web y entramos totalmente gratis, una vez dentro los mostramos nuevamente e hicimos uso de ellos pagando cada uno de nosotros 20€ que nos incluían 90 minutos de barra libre. El lugar estaba casi vacío, imagino yo por ser domingo y además temporada turística baja. Quizá por ello una guapa anfitriona nos ubico en una céntrica mesa preferencial frente al mini estrado de baile por donde desfilarían todas las bellezas demostrando sus habilidades en el tubo. Nos pedimos nuestros primeros tragos cortos de la noche y no tardaron en acercarse las primeras chicas a nuestra mesa. De a dos fuimos compartiendo con casi todas ellas, en total recuerdo haber visto unas 20 chicas aproximadamente durante el tiempo que permanecimos ahí. Con algunas la comunicación en ingles era buena, mientras con otras era más complicada, paradójicamente con las más lindas. Todas intentando que les invitáramos alguna copa primero y luego cuando se encontraban con nuestras negativas ofreciendo pasar a un área privada donde podríamos gozar mejor de su cercana compañía unos 10 minutos por 40€. La verdad nosotros habíamos ido más que nada para tener la experiencia de conocer como era uno de los mejores night clubs de una de las capitales del sexo europeo, pero no teníamos interés en pagar por algún servicio adicional que no hubiéramos disfrutado ya antes sin necesidad de desembolsar un euro.

 

 

Luego de permanecer en el lugar por un tiempo cercano a las dos horas nos retiramos de vuelta a nuestro hostel. Personalmente me fui con un poco de decepción teniendo en cuenta que llegaba con expectativas altas. Dicen que las comparaciones son odiosas, pero es inevitable caer en ellas para valorar algunas opciones más que otras. El lugar en si no estaba mal, no era ni pequeño ni grande, pero para nosotros estuvo bien. Las chicas si muy guapas a pesar que era domingo e imagino que las más valoradas no se encontraban trabajando aquel día. Mi desazón se dio básicamente por los espectáculos, en todos los casos los strip tease nunca fueron totales, siempre terminaban con las tangas puestas. ¡Gran primer punto en contra! La otra gran decepción fue ver los movimientos de las chicas al bailar. ¡Eran como robots! ¿De qué sirve ser linda y con un cuerpo armoniosamente formado si se carece totalmente de sensualidad en el movimiento, en un baile llamado a seducir? No podía dejar de recordar en ese momento los movimientos de aquellas musas colombianas que me impresionaron cuando tuve mi paso por Fase II. ¡Realmente como la mujer latina es difícil encontrar! Ya de salida nos entregaron unas tarjetas para que volvamos algún día, cosa que no creo que pase, aunque uno nunca sabe. Quizá de volver lo haga un día donde pueda encontrar a las mejores chicas, algunas actrices porno que también trabajan en ese club y que yo no vi en mi corta visita.

 

Advertisements

Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: