Aventuras de Vap


8° Encuentro: Al Tiro Con Alexa
August 28, 2009, 10:39 PM
Filed under: Aventuras en Santiago | Tags: ,

 

Apenas salí del locutorio ya andaba caminando por las calles de Santiago a la expectativa de la cita que había pactado para aproximadamente unas 3 horas más tarde con Alexa. Ese era el nombre de la chilena que iba a “estocar” esa noche de otoño. El lugar al cual me indico que me acerque era su departamento en la comuna de Providencia, cerca de la conocidísima calle Suecia. La hora exacta estipulada para el encuentro eran las 20 horas. Al estar cerca de la hora retorne a mi hostel cerca del barrio Brasil para cambiarme de ropa, arreglarme un poco y sacar un dinero extra por si era necesario. Empecé a caminar hacia la estación del metro más cercana y me dirigí hacia la estación Los Leones en Providencia. Di unas cuantas vueltas antes de ubicar el lugar exacto y note a unas personas entrando por la reja principal del edificio al cual yo iba. Acelero el paso y entro detrás de ellos hasta que me choco con el conserje que amablemente me pide mi documento de identidad. Después de apuntar mis datos me indica que puedo pasar sin si quiera preguntar a donde iba y mucho menos llamar por el intercomunicador a Alexa.

 

Alexa1

 

Me dirijo hacia los ascensores, había uno esperando, entro y presiono el piso 8. Al parar verifico que este en el nivel correcto, luego me acerco a llamar al timbre del departamento de Alexa con una antelación de 5 minutos a la hora pactada. Espera breve de un par de minutos y me abre ella. La verdad no tenía idea de cómo sería su rostro porque anunciaba con este tapado, sin embargo leí en el foro chileno que era muy linda. Mi primera impresión fue un poco de decepción, no era fea, sino no era lo que yo imaginaba. Por un segundo dude en pasar. Para mi es importante que la escort sea cari linda, pero basto que me invitara a entrar y se diera la vuelta para seguir su metro setenta camino hacia adentro. Estaba descalza con tan solo un corpiño negro, una micro falda y una tanguita que resaltaba un culo apetitoso, grandecito y que pedía pija. ¡Yo se la doy! Me pregunta si quiero tomar una ducha, a lo que no se hizo esperar mi respuesta positiva. Acto seguido ella va hacia el baño a calentarme el agua y la deja lista para que yo entre. Al cruzarnos, cuando yo entraba y ella salía, le pido me traiga una Coca Cola para refrescarme un poco. Tras mi rápida ducha me pongo solamente ropa interior y me voy a sentar a la cama del dormitorio. No tardo Alexa en entrar trayéndome la gaseosa que le había pedido y después de acabármela me propongo ir a lo mío.

 

Me pare frente a ella y empecé a comerle la boca, no dejo esperar una igual respuesta suya, todo eso mientras mis manos tocaban lo que querían de su sensual cuerpo. Seguimos con los besos suaves y apasionados durante la labor que cumplían mis manos de desprenderla de sus pocas ropas. Para comenzar, hago volar su corpiño y sigo el camino hacia la parte inferior de su cuerpo. Mis manos se detienen en sus nalgas mientras mi lengua seguía también rumbo al sur hasta llegar a sus tetas las cuales fueron recorridas desde su punto céntrico hacia toda dirección. Se toma un tiempo para quitarse la faldita y queda únicamente vistiendo la tanguita que ya pronto tendría el mismo destino. Empujo su cuerpo hacia la cama y no ofreció mayor resistencia, cayendo rendida a lo que venía. Empezó a jugar con su mano debajo de mis calzoncillos hasta que yo también decido tenderme en la cama junto a ella y seguir con el juego previo. Mi lengua llegaba cada vez más cerca de su conchita pero necesitaba de aliadas a mis manos para que le dejaran el camino libre. La desvestí en su totalidad, la encontré peladita, y dedique mi boca a mimarla un poco mientras sus manos aun jugaban con mi pija y las mías con su cuerpo. Había llegado la hora de quedar en igual de condiciones. Me quite lo único que tenia puesto y me eché, boca arriba, esperando que su boca atendiera con esmero a mi amigo. Recibí de ella una muy buena peteada; húmeda, profunda y recorriendo falo y testículos. Tenía mañas que hacían que el momento resultara más placentero. El placer era exclusividad mía en ese entonces, pidiéndole se coloque en sesenta y nueva para igualar la situación. Era ya necesario penetrarla, no sin antes colocar el forro, le digo que me monte de frente para que luego siguiera montando pero dándome la espalda. Gracias a un espejo, estratégicamente ubicado en un costado de la cama, la vista era generosa. ¡Estos estímulos adicionales me calientan mal! ¡Que culo! La voltee a misionero para continuar dándole duro, siempre con mi boca y manos ocupadas, y como corolario de un primero polvo la pongo en perrito para venirme. Termine dentro pero igual seguí metiéndola por un rato más hasta que acabe rendido. La calentura me gano y no pude sacarla a tiempo para vaciarme en cualquier lugar de su cuerpo.

 

Alexa2

 

Estuvimos conversando en la cama en una charla amena que a partir de un determinado momento se vio acompañada de unos relajantes masajes que me dio Alexa sobre todo en la espalda. ¡Que relax! Me deje seducir tanto por esos ricos masajes que perdí noción del tiempo. Cuando ya estaba dispuesto a continuar con el segundo polvo ella me tira un balde de hielo. “¿Quieres ducharte?” Yo un poco sorprendido le respondo: “¿Ya paso una hora?” La respuesta fue lo que yo obviamente no quería escuchar. ¡Mierda, que bajón! Además esta seguida por una frase lapidaria que nunca olvidare: “Hablamos mucho hoy.” Por segunda vez consecutiva, por distintos motivos, solo me pude meter un solo polvo. Aparentemente para la próxima debo llevar mi reloj para no descuidarme con la hora, es por motivo de la ausencia práctica. ¡He sido un pirata poco dedicado!

 

Ya vestido nuevamente, después de tomar un duchazo, me despido de ella y me retiro relajado totalmente pero no cien por ciento satisfecho. Otra vez yo había sido el que fallé en el intento de cumplir con lo que llegue en mente. Siempre las cosas fluyen distinto y a veces es mejor dejar que siga su curso natural y no forzar las cosas hacia lo que uno tiene pensado de antes. Es mejor ir para la próxima sin nada planeado. Con respecto a Alexa, ella resulto muy dedicada, atenta y educada. Trato de novia amorosa sin ser tan guerrera. No es una belleza de cara, tampoco es fea, pero muy bien vale atenderse por ella por su impecable servicio, onda y trato. Lo que más me gusto de ella físicamente fue su culo y su estatura. Sin temor a equivocarme, ella es la escort más alta con la que he podido compartir. Finalmente, puedo decir que esa noche aprendí algo y es que debo ver al menos de reojo el reloj y debo hablar menos, porque todo pasó tan rápido. ¡Fue un encuentro al tiro con Alexa!

 

La tablita resumen
Cara: 7 – No es fea, tampoco una belleza.
Tetas: 7 – Naturales y bonitas. Una copa C.
Cola: 7 – Grande y excitante. Entrega, pero no use.
Onda: 10 – Novia amorosa. Dedicada y educada.
Gift: P$30,000 = US $60 aprox. por una hora de servicio normal.


Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: